Ascenso Liga Adelante

By junio 1, 2016Noticias

A falta de tres jornadas para finalizar la liga regular,llegábamos a la Nova Creu Alta de Sabadell con la única posibilidad de conseguir la victoria si queríamos seguir colocados en zona de promoción y sobre todo jugar los dos últimos encuentros confiando en nuestras posibilidades,sin depender de otros resultados.El Sabadell,que una sema  na antes se había proclamado campeón de liga,quería seguir con su buena dinámica como local y ofrecer una nueva victoria a una afición que llenaba el estadio volcada con su equipo.

Ambiente de superior categoría.Sabíamos lo que nos jugábamos,no había margen de error y necesitábamos realizar un partido muy serio en defensa y certero en ataque para superar el potencial del mejor equipo del grupo.Así fué.Nos adelantamos en la primera media hora de juego,despues de una gran jugada colectiva que acabó con un gran centro desde la banda derecha y un preciso remate al primer palo anticipando a sus centrales.Nos pusimos por delante en el marcador pero quedaba mucho trabajo y sacrificio por delante.

La segunda mitad pasamos por momentos muy comprometidos,el Sabadell quemó todas sus naves y arriesgó en busca del gol del empate. Tuvimos buenas opciones para sentenciar el partido,sobre todo en un mano a mano con el portero que no supimos resolver y que nos hubiera dado la tranquilidad suficiente como para manejar el partido como cabía.La tensión era máxima,el cansancio hacía mella en los dos equipos y cualquier decisión equivocada podía costar un gol.Tuvieron el empate en un remate a bocajarro que por fortuna salió rozando el larguero.Ahí moría el partido,y con ello se reforzaba la confianza y autoestima de un equipo que daba el espaldarazo definitivo para jugar fase de ascenso.Era el partido más trascendental de la temporada y se consiguió la victoria.Posteriormente llegaría una sufrida victoria en El Collao delante de un rival como la Gramenet,que luchaba por evitar el descenso,y un empate ante otro complicado contrincante como el At.Baleares,resultado que matemáticamente nos alzaría a la tercera posición.El capricho del sorteo deparó una complicadísima eliminatoria contra el Real Madrid Castilla,un rival de altísimo nivel técnico al que todo el mundo quería evitar.Mis jugadores no. Admiraban el talento y la calidad que atesoraban en sus botas las jóvenes promesas blancas,pero estaban plenamente convencidos de las posibilidades de un grupo solidario y trabajador al que se le daban bien terrenos de juego de amplias dimensiones como el Santiago Bernabéu.

Conseguir la victoria cheap jerseys era una nueva ocasión para afianzar y reforzar más si cabe wholesale nhl jersey la moral de un bloque cada vez más maduro.El empate en el Collao en un durísimo partido nos mantenía vivos.Segunda eliminatoria,y segundo enfrentamiento con el Eibar en dos años.Una temporada antes salían vencedores,justo un año después sé cambiaban las tornas y el aprendizaje de aquella dura derrota servía para seguir adelante tras mucho sufrimiento.Siempre quedará en mi retina el espectacular ambiente generado en un estadio con tanta solera y arraigo como Ipurúa.

Magnifica afición.Quedaba una tercera eliminatoria, El duelo definitivo.

Nos aguardaba un conjunto con un estilo tan definido como impropio de la categoría.El sello de Quique Setién,técnico lucense se había impuesto con paciencia en un magnífico grupo de jugadores capaces de desarrollar un fútbol combinativo al alcance de muy pocos equipos dentro de la dificilísima 2ª división B.Como se podía prever,el aspecto físico iba a ser determinante a estas alturas de la temporada,con tantos partidos a las espaldas y con las elevadas temperaturas con las que había que lidiar.Por supuesto que todos los condicionantes psicológicos propios de una verdadera final tambien iban a ser determinantes en el devenir de la eliminatoria.Creo sinceramente,y sobre todo con la perspectiva del tiempo pasado,que nuestra fortaleza mental fue una de las claves para conseguir superar a un equipo al que le pesó en exceso caer en el primer duelo entre campeones de grupo,y verse abocado a jugar dos eliminatorias más.

Para nosotros,todo lo contrario,cada eliminatoria era recibida como un premio y a pesar de las adversidades en cada una de ellas,seguíamos sin encontrar nuestro propio techo.Las victorias tanto en El Collao como en el yá de por siempre inolvidable Anxo Carro,certificaron la presencia del C.D.Alcoyano en la Liga Adelante.El esfuerzo y compromiso de este magnífico vestuario había dado sus frutos y ya solo quedaba celebrarlo con una entregadísima afición,merecedora con creces de un triunfo de esta magnitud,tanto por su entrega incondicional,cómo por el sufrimiento padecido en los último años.

Leave a Reply